Laboratorios

Dá un clic en el signo de + en cada barra. Podrás leer una pequeña introducción a los Laboratorios de CIESAS; si quieres más información, pulsa el botón azul.

Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco

El Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco (LLCVF) forma parte del los laboratorios del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS). Tiene su sede en el CIESAS D.F.; en él participan lingüistas, historiadores, antropólogos, comunicólogos, educadores, y otros especialistas interesados, desde distintas ópticas la relación entre lengua y cultura.

Actualmente, la Coordinadora del LLCVF es la Dra. Frida Villavicencio Zarza.

El LLCVF tiene como misión

  • Trabajar a favor de la conservación y resguardo del patrimonio lingüístico y cultural de México mediante la integración de corpora lingüísticos y semióticos.
  • Promover investigación básica y aplicada desde una perspectiva multidisciplinaria sobre las lenguas naturales de México y los diversos sistemas significantes que circulan o han circulado en el país en distintos momentos, espacios y niveles, y fomentar redes de trabajo multidisciplinarias.
  • Alentar la innovación en el desarrollo de materiales educativos orientados a la enseñanza y la revaloración de la diversidad cultural y lingüística, y la difusión de conocimientos sobre esta diversidad.
  • Conducir estudios colaborativos y transferir tecnología relacionada con los materiales desarrollados en el laboratorio a las comunidades de habla, instituciones y grupos interesados en el fortalecimiento y desarrollo de las lenguas mexicanas y en la preservación de la diversidad cultural.

La creación del LLCVF responde a necesidades tanto de investigación como de recate y difusión del patrimonio lingüístico y cultural del país, hasta ahora poco valorados y atendidos. Sus alcances van más allá de las labores de investigación y docencia institucionales y repercute en un público más amplio, en instituciones del sector público, en organizaciones civiles y en los agentes sociales de distintas regiones del país.

Laboratorio Audiovisual

Para quien se da a la tarea de hacer investigación histórica contemporánea y del siglo XIX, echar mano
de las fuentes visuales y audiovisuales resulta necesario para alcanzar una comprensión y ofrecer una
interpretación original del tema que se trata. Esto ha llegado a tener una importancia crucial en la práctica
historiográfica de nuestros días, en una época en que la fotografía, el cine y sus medios derivados
y afines ofrecen innumerables reproducciones fotomecánicas del mundo tangible. Y con mayor razón
en un país como México, donde el discurso visual ha sido identificado por largo tiempo como el más
universal, el más utilizado en la creación y afirmación de hegemonías y resistencias.
Atendiendo a esto, el Laboratorio Audiovisual (LAV) del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores
en Antropología Social (CIESAS, sede Distrito Federal) ha planteado como una de sus líneas de
trabajo el análisis de la relación entre las imágenes fotográficas y las ciencias sociales. Parte importante
de esta labor la constituyen la clasificación y el resguardo de dos archivos referenciales, creados con
la finalidad de facilitar a los investigadores el acceso a materiales gráficos sobre temas específicos.

Antroposig

Dícese de aquello…

Originalmente AntropoSIG se refería a un seminario especial donde se convocaba a los investigadores y estudientes, interesados en el desarrollo de los SIG, a explorar nuevas formas de utilizar los geodatos y los software SIG en la creación de protocolos especiales de análisis geo-antropológico. La finalidad era crear un SIG especializado en investigación y fenómenos antropológicos varios que se convirtiera en sello exclusivo del CIESAS. Conforme pasó el tiempo los objetivos cambiaron un poco y, dadas las circunstancias que se presentaron en el camino, AntropoSIG se convirtió en un espacio “virtual” que de manera integral, y adaptándose a los nuevos tiempos, sintetizó de forma particular los planteamientos del seminario.

Gracias a los últimos desarrollos en las tecnologías de imágenes satelitales (percepción remota) y al internet, se ha acelerado la vida de las personas y el mundo parece moverse con más velocidad. Con la tecnología satelital y el teléfono se podía hablar con alguien a miles de kilómetros, pero ahora, si se combinan la tecnología de percepción remota y sistemas de información geográfica se puede saber cómo es el lugar donde vivimos y las diferentes condiciones ecológicas y sociales del mismo. Con ayuda de poderosas imágenes de satélite podemos ver la distribución de casas y los lugares donde los habitantes desarrollan sus actividades diarias con una panóptica que ni Jeremy Bentham hubo soñado; y con las grandes bases de datos económicas y censales podemos conocer cómo se distrubuye la población en el esapacio y cómo esta distribución puede explicarse por fenómenos socioeconómicos. Con los adelantos tecnológicos más recientes en el análisis espacial aplicado a las ciencias humanas y de la conducta, podemos responder preguntas que antes era casi imposible. Y es precisamente por los vaivanes de la modernidad que surge AntropoSIG.